Innumerables empresas han optado por realizar planes de limpieza y mantenimiento, en los que destaca la limpieza de las oficinas; lo especial de estas es que cada una posee distintas características o parámetros que deben ​tomarse en cuenta para hacer un correcto trabajo de limpieza.

Es sumamente necesario aprender a reconocer los materiales y distinguir las superficies que forman parte de las oficinas, de esta manera, te aseguras de adecuar tu plan de limpieza a las necesidades de las mismas. Igualmente, en este plan se determinará la frecuencia con que se harán las actividades de limpieza y mantenimiento.

Así, se pueden singularizar las alfombras, tapizones y muebles que, en general, necesitan de métodos y técnicas especiales​ para poder consérvalos en buen estado.

Lavado de alfombras

Comúnmente, el lavado de alfombras no significa un verdadero reto para el personal de aseo, sin embargo, existen circunstancias en las que es necesario acudir a servicios profesionales​ que puedan realizar una limpieza totalmente profunda.

Para realizar un trabajo impecable, es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Revisa la alfombra para determinar el estado de la misma y el nivel de suciedad; con ello, puedes decidir, además, la mejor estrategia de lavado.
  • Antes de aplicar cualquier método, debes desempolvar y aspirar la alfombra.
  • De igual modo, es necesario realizar una prueba de color, que te permita saber si la alfombra destiñe con los productos de limpieza que utilizarás o no.

Dependiendo del tipo de alfombra, del estado en que se encuentre y el nivel de suciedad, es necesario aplicar distintas estrategias. Entre las más comunes destacan las siguientes:

Lavado tradicional

Este tipo de lavado se aplica a las alfombras con un nivel de suciedad ligero​.

Luego de haber aspirado minuciosamente, vas a pasar a utilizar una máquina fregadora (ya provista del producto de limpieza). Para finalizar, es necesario peinar la alfombra y dejarla secar por un aproximado de 8 horas.

Lavado con extracción de agua

Este método se dirige a las suciedades más intensas​.

Parecido al anterior, este se distingue por utilizar mucho más producto limpiador. Para finalizar con el lavado, es necesario extraer los residuos, tanto de agua como de producto, con una máquina especial.

Dicha máquina especial también se utiliza para el lavado de las alfombras que están anegadas de agua. El tiempo de secado es de, mínimo, 12 horas.

Escríbenos

Lavado ​wash carpet

Para este lavado, es necesario realizar, inicialmente, un lavado tradicional. Es recomendable para aquellas alfombras con niveles muy altos de suciedad​, que necesiten una limpieza profunda.

Posterior a ello, se utiliza una maquina lava alfombra para inyectar agua y el producto de limpieza, caracterizada por su alto nivel de presión. Antes de poner a secar, es necesario que cepilles la alfombra y utilices un extractor de agua para quitar el exceso de esta.

Lavado de tapizones

Para limpiar los tapizones de las oficinas, existen muchas técnicas, sin embargo, se recomiendan especialmente dos de ellas:

Limpieza con vapor

Es necesario que esta técnica sea aplicada por un personal calificado​ puesto que se utilizarán máquinas de vapor y rotativas.

Antes de realizar esta limpieza, se sugiere pasar la aspiradora por toda la superficie, de esta forma, te aseguras de retirar las partículas de polvo.

Limpieza en seco

Igualmente, las limpiezas en seco se hacen mediante máquinas especiales; lo mejor de todo es que son técnicas no perjudiciales para el medioambiente​, al mismo tiempo que colaboran con la responsabilidad ambiental de las empresas.

Con esta técnica, puedes eliminar la suciedad y las manchas; al mismo tiempo, previenes la aparición de hongos y bacterias que, normalmente, son las productoras de mal olor.

Escríbenos

Otros consejos para el lavado de tapizones

  1. Es sugerible que, frecuentemente, cambies el sitio del mobiliario, así puedes evitar que el tapizón se marque o desgaste de manera irregular.
  2. Puedes utilizar mezclas de agua y amoniaco (de manera similar al lavado de alfombras).
  3. No utilices demasiada agua, pueden quedar pegajosas a pesar de haberse secado.

Lavado de muebles

En las oficinas es muy común conseguirse con distintos tipos de muebles​; según sea el material de la superficie a tratar, existen técnicas distintas.

Si bien puedes utilizar productos químicos, se aconsejan especialmente las siguientes técnicas:

Muebles tapizados

  1. La primera y más importante recomendación es pasar la aspiradora de manera regular. Enfócate, especialmente, en las grietas y fisuras, los cojines y los brazos del sofá.
  2. Realiza una mezcla agitando bien: toma una botella de agua, añade un par de gotas de lavavajillas líquido, una tapa de vinagre blanco y un poco de bicarbonato.
  3. Lo más acertado es que utilices esta mezcla, primeramente, en un sitio poco visible​. Frota con una esponja y deja reposar, si al secar se destiñe el tapizado, es mejor que no lo uses; recurre a servicios profesionales.
  4. Para quitar las manchas, utiliza esta mezcla: frotando con una esponja y dejando actuar el lavavajillas por unos minutos. Posteriormente, pasa un trapo seco.

Muebles de cuero

  1. Nuevamente, se sugiere pasar, de manera periódica, la aspiradora​ por los muebles de cuero.
  2. Realiza una mezcla de agua y vinagre, en partes iguales. Es importante que solo humedezcas el trapo con esta mezcla, del mismo modo, enjuaga con frecuencia para no esparcir la suciedad.
  3. Pasa un trapo seco luego de haber culminado la limpieza.

Muebles de madera

Para realizar una correcta limpieza, es imprescindible determinar cuál es el acabado​ del mueble. Existen dos recomendaciones básicas:

  1. Inicia con un limpiador suave y cámbialo según sea la reacción del mueble.
  2. No utilices demasiada agua.

Posterior a ello, puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Para iniciar, debes limpiar el polvo y la suciedad de la madera con un trapo. Preferiblemente, no utilices plumeros para estos muebles, puesto que las plumas podrían raspar la madera.
  2. Es ideal el uso de esencias minerales para deshacerte de la mugre, sin embargo, es necesario que lo pruebes en un sitio no visible para verificar que sea correcto usarlo.
  3. Puedes mezclar 3⁄4 de una taza de aceite de linaza hervida con 1⁄4 de trementina, especialmente para los muebles con acabados.
  4. Para las superficies enceradas o barnizadas, es una buena idea limpiar con un trapo húmedo en aceite de limón.
  5. Por otro lado, recuerda aplicar cera para muebles; de este modo, protegerás los muebles no encerados.

Con esta guía, finalmente, podrás deshacerte de la suciedad de estos objetos en tus oficinas, pero recuerda que, en caso de necesitar máquinas especiales y personal calificado, puedes acudir al servicio de lavado especializado que Limtek te ofrece.

Sobre Nosotros

LIMTEK SERVICIOS INTEGRALES S.A., es una empresa dedicada a la limpieza integral.

Servicio Rápido y Efectivo

Contamos con un eficiente sistema integrado de gestión, que asegura procedimientos operativos.